miércoles, febrero 02, 2011

Día de la Candelaria en México


Celebración de Costumbres Judeo-Cristianas y Ceremonias Rituales Indígenas
Hoy me levanté con un hambre de curiosidad!, de saber el origen de la celebración del día de la candelaria. Porque si he de comer tamales el día de hoy, he de hacerlo con la conciencia de que estoy realizando un acto de celebración que indiscutiblemente evidencia el encuentro de dos mundos: el prehispánico y el judeo-cristiano.

Así que investigué toda fuente posible, y esto fue lo que encontré:

La raíz prehispánica de esta celebración coincide con el primer día del año azteca, llamado Atlcahualo o Quauitleoa, y se realizaban ceremonias en honor a los dioses Tlaloques. Tláloc, Dios de la lluvia, a su hermana Chalchiuhtlicue, Diosa del agua y a Quetzalcóatl, Dios de los vientos. En tiempos precristianos, en Europa Central y del Norte, era una de las dos grandes festividades de la fertilidad.

Los mexicas empleaban tamales como ofrendas y como parte de los ritos que llevaban a cabo a lo largo de los meses que integraban su año ritual, "...se hacían unos tamales que se llamaban tzatzapaltamalli, hechos de bledos (amaranto) o cenizos; principalmente hacían estos tamales los del barrio llamado Coátlan y los ofrecían en el mismo templo, delante de la diosa que ellos llamaban Coatlicue, a la cual tenían gran devoción" dice Fray Bernardino.

Este alimento mexicano acompaña las fiestas de las mayordomías como el tamal de ajo de Texcoco, Edo. de México; los tamales de semilla de huanzontle, especiales para Semana Santa; y el tamal blanco de anís preparado para ponerse en las ofrendas de Día de Muertos. Actualmente en México, el tamal es uno de los alimentos más populares de consumo diario. Y existe una variedad infinita de ellos, como los de sal, de chile verde, de chile rojo, de mole, de frijol, de ayocote, de queso, de cacahuate, de huitlacoche, de sesos, de carne de iguana, de venado, de pollo, de carne de cerdo, de pescado, de mariscos, de haba, de crema de pepitas, de chaya, de cazón, de nopales, de rana, de biznaga, de verdolagas, de hoja santa, de epazote, de rajas de chile poblano, ect. Y también los hay con sabores dulces, como los de nuez, de pasitas, de piña, de coco, de ciruela pasa, de piñón, de capulín, ect. Y que decir del folklor de sus hojas, que pueden ser de hojas de maíz como las corundas de Michoacán, de hojas de elote secas que son la forma más popular, de hojas de plátano principalmente en la zona costera o tropical, y de las hojas de hierba santa solo por mencionar algunas.

En este día, en algunos pueblos indígenas, se bendicen las mazorcas que van a servir de semillas para la próxima temporada de siembra. La bendición incluye una fiesta, donde todo se purifica, desde la conmemoración del fin de la cuarentena de María y la presentación de Jesús en el templo, hasta las semillas del maíz, frijol, trigo y otros cereales que serán sembrados ese año. Incluyendo la bendición de las velas (o candelas, de ahí el nombre de Candelaria) que serán usadas para que el alma de algún difunto tenga una luz que lo acompañe en su camino.
La raíz judeo-cristiana de esta celebración se relaciona a la cuarentena de María, Madre de Jesús después del parto. Es el 2 de febrero cuando se presentó a Jesús en el templo, según la tradición Judía. El nombre de Día de la Candelaria tiene su origen desde el Siglo IX, época en la que se incluyó la ceremonia de la Bendición de las Candelas y las velas benditas que servían para auxiliar a los moribundos.

También es la fecha en la que se marca el final del periodo navideño, y se hace el “levantamiento del Niño Jesús”, el cual consiste en guardar todo el nacimiento para el siguiente año de navidad, y se levanta al Niño Jesús del pesebre para llevarlo a bendecir al templo o a la iglesia. En algunos lugares se acostumbra que el padrino o madrina del Niño Dios sea la persona que, el 6 de enero, haya encontrado el muñeco de la Rosca de Reyes. Existe todo un ritual para tal efecto, y el compadrazgo es una especie de “manda” que dura tres años consecutivos. En el primer año se le viste de preferencia de blanco, sin corona ni trono. Este atuendo debe parecerse al del Niño de las Palomas, al de las Azucenas, al de las Rosas, al Santo Niño de Atocha o al de Los Milagros. El segundo año tampoco lleva trono ni corona y el color del vestido es optativo. La gente elige el atuendo de algún santo. Hasta el tercer año se le viste como Rey, como el Emperador del Universo, con trajes como el Niño de Praga, Cristo Emperador del Mundo, etc. y se le sienta en un trono. Algunos “padrinos” le colocan un capelo y le construyen un altar especial porque a partir del tercer año, concede gracias y milagros. El padrino o madrina lleva a misa al Niño para que reciba la bendición, acomodado sobre una charola o canasta con flores. Se llevan además velas adornadas que cuando estén benditas servirán para pedir favores importantes a la Virgen o a Cristo. Además llevan semillas de chía y trigo que después usan para decorar el Altar de Dolores que se pone el viernes de Cuaresma anterior al Viernes Santo. El primer año lo ponen acostado porque es pequeñito y no puede caminar. El Niño, ya bendito, regresa a la casa de su dueño, quien lo sienta y le enciende una veladora que ha de permanece prendida hasta el 2 de febrero del año siguiente. Y para darle un sentido de fiesta a todas estas costumbres, los padrinos o madrinas invitan tamales a todos los que atestiguan la bendición.

Vaya!!!, ya sea para honrar a los dioses aztecas y mexicas, para bendecir la siembra y la cosecha de semillas, o para bendecir las velas que acompañarán a los moribundos en su camino, o para celebrar el levantamiento del Niño Jesús del nacimiento, sucede que las costumbres del Día de la Candelaria en nuestro país conviven como si se tratase de un árbol de dos raíces (las raíces indígenas del México Prehispánico y la raíz judeo-cristiana aprendida de los españoles con la llegada de Hernán Cortés a Tenochtitlan), que danzan hasta encontrarse justo en el deleite de lo que hasta ahora realizamos como un ritual muy urbano: comer tamales!!!

Así que solo me queda decir, BUEN PROVECHO!!!

Fuentes de Información:

1 comentario:

  1. Anónimo12:08 p.m.

    esta de la mierda esta pagina solamente falta tamal de carne de perro o de maruchan mejor aun de soya a laig

    ResponderEliminar